fbpx
Programa 03

Temporada de conciertos

2020-2021

Nostalgia y raíces

22 de octubre Badajoz
23 de octubre Cáceres

Orquesta de Extremadura
Joaquín Clerch
Luis Méndez

Programa

1. (Concierto sin intermedio)

Joaquín Clerch. Concierto de Cáceres, para guitarra y orquesta (2007) **

El dolor
El recuerdo
El pregón de la alegría

Joaquín Clerch, guitarra

Jean Sibelius. Sinfonía nº 3 en do mayor, op.52 (1907) *

Allegro moderato
Andantino con moto, quasi allegretto
Moderato

Luis Méndez, director

 

* Primera audición por la Orquesta de Extremadura
** Encargada y estrenada en 2007 por la Orquesta de Extremadura

Luis Miguel Méndez, asistente de la OEX, dirige por primera vez en temporada con un interesante programa que nos ofrece el concierto Cáceres, del compositor cubano Joaquín Clerch. El concierto se completa con la sugerente tercera sinfonía de un Jean Sibelius en la que se remonta a la primera escuela de Viena.

Notas al programa

Cien años exactos separan las dos obras que escucharemos hoy en el atractivo programa que nos propone nuestra orquesta de la mano, en este caso, del director asistente de la agrupación, Luis Miguel Méndez, para este tercer concierto de esta, cuando menos extraña, temporada de abono. Un siglo de diferencia que nos permitirá recorrer, rápidamente y hacia atrás, el gran cambio experimentado por la creación musical entre los comienzos del XX y nuestro actual siglo XXI.

Joaquín Clerch. Concierto de Cáceres, para guitarra y orquesta (2007)

Joaquín de Jesús Clerch (La Habana, 1965) estudió guitarra en su ciudad natal, pasando por distintos estamentos hasta culminar en el Instituto Superior de Artes. Con 25 años se traslada a Salzburgo, la ciudad natal de Mozart y de Karajan, para estudiar en su conocido Mozarteum donde completa estudios recibiendo, como alumno destacado, un premio del Ministerio de Cultura del propio país austríaco.

Su labor ha sido, y sigue siendo, muy amplia en un variado muestrario de campos: como solista de guitarra ha dado conciertos por todo el mundo, tanto a solo como con orquesta, como pedagogo enseña en Alemania pero da cursos de perfeccionamiento también por toda la geografía mundial. Precisamente, fue en un Encuentro de Guitarra Clásica Norba Caesarina, en Cáceres, en 2006, donde se produjo el encargo de la obra que escucharemos hoy. Autores tan conocidos como Carlos Fariñas y Leo Brouwer le han dedicado sendos conciertos para guitarra que el propio Clerch tiene grabados con la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria.

Ha ganado numerosos premios en los Concursos de Guitarra más prestigiosos y sus alumnos continúan con esa tradición ganadora. Por último, como compositor también ha estrenado un opus considerable de obras y ganado, entre otros, el Concurso Internacional de Guitarra de Toronto y el Nacional de Composición de La Habana.

Desde 1999 reside en Düsseldorf, donde es catedrático de la Universidad de Música Robert Schumann.

Según el propio Clerch, una visita guiada por la Ciudad Monumental de Cáceres fue lo que le inspiró: “Me enamoré de las cigüeñas, que iban de un campanario a otro, y de esos muros llenos de historias, poesía y amor”. La obra se estrenó en 2007 por la Orquesta de Extremadura bajo la dirección de Miguel Romea. Por último, añadir que el tercer movimiento incluye una referencia explícita a una conocida melodía cacereña.

Nada mejor que las propias palabras del compositor para comprender el origen y la creación de esta obra:

“Fue en verano del 2006, producto de una decepción amorosa, cuando me invade el tema del segundo movimiento, el cual termino en otoño…sumido en el dolor invernal compongo el primer movimiento… cuando la vida me regaló una sonrisa. Seguramente por el poco tiempo que me quedaba para terminar el concierto, y probablemente por lo corta que suele ser la alegría, su tercer movimiento es corto y transparente”.

Sus tres tiempos son, precisamente:

  • El dolor
  • El recuerdo
  • El pregón de la alegría

Jean Sibelius. Sinfonía nº 3 op.52 (1907)

Sibelius nació en Finlandia, cuando este país era el Gran Ducado de Finlandia, de Rusia. Vino al mundo en el seno de una familia de afinidad sueca pero su formación fue genuinamente finlandesa hasta llegar a convertirse, junto al poeta Runeberg, autor de la letra del himno nacional finlandés, en uno de los símbolos culturales de ese país.

Fue un hombre prolífico y longevo, 92 años de la época, pero tras escribir su séptima sinfonía, que sólo tiene un tiempo, ya no volvió a producir ninguna obra importante en sus restantes treinta años de vida.

Estilísticamente, Sibelius estudió y se acercó a Wagner, a Mahler, a Busoni y a Tchaikovsky. Concretamente la obra que oiremos hoy supuso un punto de inflexión en la creación de sus sinfonías. De una duración que en algunas versiones no llega a la media hora, puede percibirse la búsqueda, nueva en su producción, de una economía de medios y de recursos que la hacen parecer engañosamente simple pero admirablemente equilibrada y, por qué no, también lograda. Aunque si hay un rasgo que identifique con claridad a la música de Sibelius es su canto permanente a los paisajes, naturaleza y folklore de su patria finlandesa. En su homenaje, el centro superior de música de Helsinki, en la que el joven Jan estudió, lleva su nombre y su cuerpo está enterrado, junto al de su esposa Aino, en el jardín de la casa en la que vivió la mayor parte de su vida.

La sinfonía fue compuesta a los 42 años y gestada durante tres, su estreno se produjo en Helsinki, fuera del plazo comprometido en su encargo y fue dirigido por el propio compositor, como ya había hecho con las dos sinfonías anteriores, y como seguiría haciendo en las restantes, salvo en la séptima.

Poco después de estrenar esta sinfonía, en unas conversaciones con Mahler, Sibelius reconocía que había encontrado la lógica de la articulación de las sinfonías en el grado de contraste del material temático. Esto explica buena parte del cambio de estilo operado en esta obra y conecta con lo que algunos han llamado un giro neoclásico en el compositor finés, pues estos mismos principios compositivos ya los había enunciado nada más y nada menos que el viejo maestro Joseph Haydn.

La media hora escasa de música se articula en tres tiempos:

El primero, marcado allegro moderato, responde a una estructura tipo sonata, o sea, buena parte de lo que suena al principio vuelve a sonar al final con algunos cambios técnicos y, entre ambas secciones, se intercala un pasaje, más o menos amplio, llamado desarrollo, donde el autor demuestra sus dotes creativas y su dominio de la técnica compositiva. Las dos melodías más significativas del movimiento, temas para los de conservatorio, responden al cliché clásico: el primero de carácter enérgico, en la cuerda grave y el segundo más lírico y cantable. Suena en un registro más agudo pero de nuevo a cargo de los violonchelos.

El andantino con moto, quasi allegretto nos presenta otra variedad en la estructura ternaria, con un tema en vez de dos y con una recapitulación final mucho más trabajada en una serie de variaciones sobre la graciosa y pegadiza melodía inicial a cargo de las dos flautas de la orquesta.

El último movimiento en realidad fusiona dos movimientos: un Scherzo marcando en moderato y el final indicado por Sibelius como allegro ma non tanto. Hasta aproximadamente la mitad el scherzo nos propone un juego permanente de actividad musical muy propia del mismo hasta que, sin previo aviso, aparezca una especie de himno cuya repetición con una orquestación creciente nos llevará a un final brillante, exultante casi. Ya lo notarán en su ánimo, ya.

Disfruten e intenten reprimir los gritos de ¡Bravo! y los aplausos hasta que el director no apague el sonido del último acorde. Gracias.

© Jerónimo Gordillo

Nace en Stuttgart (Alemania). Estudia flauta, piano y viola en los conservatorios de Sevilla, Badajoz y Real Conservatorio Superior de Madrid. Posee el Título de profesor de Solfeo y Repentización y los Títulos Superiores de Flauta, de Composición y de Dirección de Orquesta. Es Doctor en Educación por la Universidad de Extremadura.

Ha dado conciertos por todo el territorio nacional como solista, en dúo con piano o en formaciones de música de cámara como cuartetos y quintetos. También formando parte de la Orquesta de Cámara de Badajoz, la Orquesta Joven de Extremadura, la Banda Municipal de Badajoz y otras agrupaciones. Ha sido director titular de la Orquesta de Cámara de Badajoz, de la Banda Municipal de Música de Badajoz, de la Banda Federal de Extremadura y de la Orquesta Sinfónica Extremeño-Alentejana. Fundador y primer director de las Escuelas Municipales de Música de Badajoz. Fundador y primer presidente de la Federación de Bandas de Música de Extremadura.

Ha compuesto gran cantidad de obras en formatos de todo tipo, estrenadas en España y el extranjero (Portugal, Rusia). Unas de sus obras para orquesta, Raizes, fue estrenada en el Festival Ibérico de Música de Badajoz, con el maestro Albiach dirigiendo la Orquesta de Extremadura.

Vicepresidente de la Asociación de Compositores de Extremadura y miembro de la Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Ibéricas de Compositores.

Ha dado clases en los conservatorios de Montijo, Mérida y Badajoz y en varias escuelas de música de la provincia. Igualmente, ha impartido cursillos de especialización en CPR’S y en la UEX. Actualmente, da clases de composición, análisis y armonía en el Conservatorio Superior de Música “Bonifacio Gil” de Badajoz.

Joaquín Clerch

El guitarrista cubano nació el 8 de agosto de 1965 en La Habana, donde años más tarde fue galardonado con uno de los premios de arte más prestigiosos otorgados por el gobierno cubano, «Orden por la Cultura Nacional». Estudió guitarra, música y composición en su tierra natal y en 1989 completó sus estudios en el Instituto Superior de Arte.

En 1990 Joaquín Clerch continuó estudiando en el extranjero, en la Universidad Mozarteum de Salzburgo, Austria, donde fue el estudiante de guitarra de Eliot Fisk y donde estudió música antigua con Anthony Spiri y Nikolaus Harnoncourt.

En 1991 Clerch terminó sus estudios en Salzburgo con honores y recibió un premio por su destacado logro artístico otorgado por el Ministerio de Ciencia e Investigación de Austria. También en 1991, comenzó su carrera docente internacional, primero como asistente del profesor Fisk en el Mozarteum y más tarde enseñando en el Conservatorio de Múnich. Desde 1999 ha estado dando clases de guitarra en el Conservatorio Robert Schumann de Dusseldorf.

Joaquín Clerch es un músico con talento único. No sólo es un excelente guitarrista virtuoso y extremadamente poético, sino que también ha demostrado ser un intelectual extraordinario cuando se trata de cuestiones relacionadas con la práctica de la interpretación y la creación de música en general.

Nikolaus Harnoncourt

Clerch es un profesor de guitarra líder. Sus estudiantes han ganado premios y honores internacionales en grandes concursos, incluyendo el prestigioso Concurso Internacional de Guitarra Francisco Tárrega, en el que sus estudiantes obtuvieron el primer premio cuatro años seguidos (2004-2007). Muchos de sus estudiantes son guitarristas y profesores de renombre en conservatorios y escuelas de música de todo el mundo.

Ha ganado importantes concursos de guitarra, incluyendo el Concurso Internacional Andrés Segovia (Granada, España), el Concurso Internacional de Guitarra Heitor Villalobos (Río de Janeiro, Brasil), la guitarra de primavera (Charleroi/Bruselas, Bélgica) y ARD (Múnich, Alemania).

Clerch ha dado conciertos de guitarra en muchas ciudades y salas de conciertos, incluyendo Concertgebouw (Amsterdam, Holanda), Palacio de la Música (Barcelona, España), Teatro Real de la Monnaie (Bruselas, Bélgica), Alte Oper (Fráncfort, Alemania), Semperoper (Dresde, Alemania), Auditorio Manuel de Falla (Granada, España), Teatro Nacional (La Habana, Cuba), Cemal Resit Rey (Estambul, Turquía), Filarmónica de Colonia (Colonia, Alemania), Brucknerhaus (Linz, Austria), la Filarmónica de Múnich (Múnich, Alemania), Radio Francia (París, Francia), la Sala de Conciertos de Beijing (Pekín, China) y Konzerthaus (Viena, Austria).

Ha actuado como solista con orquestas como la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera, la Orquesta Sinfónica Nacional de España, la Orquesta Nacional de Cuba, la Orquesta Filarmónica de Bogotá, la Orquesta Filarmónica de Stuttgart, la Orquesta Mozarteum de Salzburgo y la Orquesta Nacional del Capitolio de Toulouse (dirigida por Michel Plasson). También ha tocado con la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, dirigida por Adrian Leaper, con la que grabó la primera interpretación de dos conciertos de guitarra escritos para él por Leo Brouwer y Carlos Fariñas (Concierto de la Habana, 1998, y Concierto, 1996). Ambos compositores fueron sus maestros y son considerados dos de los compositores más importantes de la historia cubana.

No sólo es conocido como guitarrista, sino también como compositor. Sus obras para guitarra son publicadas por Musikverlag Zimmermann, anteriormente Chanterelle, y las actuaciones se publican bajo el sello Naxos. Las propias actuaciones de Clerch de sus conciertos de guitarra están disponibles bajo discos de duo-phon y MDG.

En 2009, Clerch fue galardonado con el Premio Eco a La Classica Cubana (CD). En 2012, ganó el Premio Disco de Cuba por su interpretación de las obras completas de Carlos Fariñas.

Joaquín Clerch es probablemente uno de los guitarristas líderes de su generación, si no el de su generación.

Eliot Fisk

Luis Méndez

Luis Miguel Méndez Chaves, nacido en Pontevedra en 1983, estudió clarinete en los conservatorios de Pontevedra y Ourense y La Coruña. Perteneció a la Joven Orquesta de la Sinfónica de Galicia (1997-1999) y a la Joven Orquesta Nacional de España (2000-2003),

En 2000 fue invitado a Viena para colaborar con el Arnold Schoenberg Quartet. También en 2001 fue invitado al Music Master Course in Kazusa (Japón).

Obtuvo el 1er Premio en el Concurso Internacional de Xàtiva, 2º en Juventudes Musicales de España, 3º en el Concurso Internacional de Clarinete en Gante (Bélgica) en 2013 entre otros.

Fue miembro fundador en 2003 de la Academia de Música Contemporánea del CDMC (Centro de Difusión de la Música Contemporánea) y también del Proyecto Madrid-Berlin Ensemble, compuesto, entre otros miembros, por solistas de la Berliner Philharmoniker.

Como solista, tocó el concierto para clarinete, soprano y orquesta de L. Palomo y el Concierto para siete instrumentos Frank Martin, Concierto de Tomasi, Concierto Mozart con la Orquesta Filarmónica de Bruselas.

De 2002 a 2003 fue Clarinete Principal de la Janáček Philarmonic Orchestra trabajando en Estrasburgo y en la República Checa.

Durante su formación ha sido alumno de Walter Boeykens, Michelle Arrignon, Eddy Vanoosthysse o Antony Pay entre otros.

También ha trabajado con directores como Marc Albrecht, Lutz Kohler, Pinchas Steinberg, Marc Minkovsky, Nicola Luisotti, Jesús López Cobos, Riccardo Muti, Marco Armiliato, James Conlon, Jeffrey Tate y Semyon Bychkov.

Es Clarinete Solista de la Orquesta Sinfónica de Madrid desde 2003 en el Teatro Real de Madrid.

Ha sido profesor en la Joven Orquesta Nacional de España, Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid y ha colaborado también con la Filarmónica de Malasia, en Kuala Lumpur, y con la Orquesta de Radio Televisión Española.

Como director de orquesta, ha iniciado una periódica colaboración con Oviedo Filarmonía, desde 2016, Orquesta Nacional de España, desde 2018 y Orquesta Sinfónica de Madrid, desde 2015.

Entre sus cercanos proyectos figuran el estreno en España de las Cuatro Estaciones de Vivaldi, de Max Richter, con la Oviedo Filarmonía, La Traviata, en el Teatro Real, Concierto de Ciclo con la Orquesta Sinfónica de Madrid y su debut con la Orquesta de Radio Televisión Española.

Programa 03

Temporada de conciertos

2020-2021

Clerch. Concierto de Cáceres
Sibelius. Sinfonía nº 3

Nostalgia y raíces

22 de octubre Badajoz
23 de octubre Cáceres

Ir arriba
X