fbpx

Projecte SOXXI inaugura el Ciclo de cámara 2020-2021

Presentará Le Noir de l’Étoile, del compositor espectralista francés Gérard Grisey, música para percusión sincronizada con una señal proveniente del espacio, conexión con observatorio astronómico mediante.

El primer concierto del ciclo de cámara para esta temporada correrá a cargo de Projecte SOXXI, proyecto liderado por Víctor Segura, percusionista integrante de la Orquesta de Extremadura, a quien acompañan, los también percusionistas, Joan Soriano, Borja Donet, Andreu Queralt, Miguel A. Real y Josep Furió, con la colaboración de Iván Ferrer en la electrónica y difusión sonora.

Electrónica y difusión sonora porque este será un concierto de cámara un tanto fuera de lo común, ya que presentarán Le Noir de l’Étoile, del compositor francés Gérard Grisey.

La génesis de esta obra tiene una procedencia curiosa… y distante. En 1967, dos astrónomos, Jocelyn Bell Burnell y Antony Hewish, detectaron en el cielo una señal de radio que variaba rápidamente en periodos de 1,33 segundos. Este descubrimiento causó gran revuelo, los impulsos eran tan regulares que, por un tiempo, se llegó a pensar que eran señales provenientes de alguna civilización extraterrestre, hasta que los astrofísicos revelaron una verdad sorprendente: las señales provenían de un púlsar, el fantástico y compactísimo residuo producido por la explosión de una supernova, que colapsó en una estrella de neutrones y que emite de forma periódica pulsos de radiación electromagnética.

En Le Noir de l’Étoile, Grisey integra el sonido sin manipular de dos púlsares (púlsar de Vela y 0359+54) dejándolo simplemente existir. Su sonido sirve como puntos de referencia en una música que, de alguna forma, tiene la función de pantalla o escenario. Asimismo, utiliza sus frecuencias como tempi y desarrolla las ideas de rotación, periodicidad, desaceleración, aceleración y de glitch, que el estudio de los púlsares sugiere a los científicos.

El público, rodeado por los sets de percusión, escuchará las rotaciones, trayectorias, fragmentaciones, aceleraciones y acercamientos al interior del sonido, que escrupulosamente diseñara Grisey.

El astrofísico Jean-Pierre Luminet escribió acerca de esta obra: «El primer púlsar que escucharás fue grabado en cinta magnética, porque solo se puede observar en el hemisferio sur. Se llama Vela, el residuo de la explosión de una supernova que sin duda vieron los humanos primitivos a plena luz del día hace 12.000 años. Gira alrededor de once veces por segundo. El otro púlsar está siendo recogido en este mismo momento por la estación de radio más cercana. Está numerado 0329 + 54 (los números indican sus coordenadas ecuatoriales: 3h 29mn de ascensión recta y +54º de declinación). Realiza 1,4 revoluciones por segundo. La supernova que la generó explotó hace 5 millones de años y sus pulsos de radio tardan 7.500 años en llegar a la Tierra. Enviados en vivo a la sala de conciertos, están listos para funcionar. Grandes faros del cielo, púlsares guiarán nuestra navegación musical. Escuchen estos relojes cósmicos marcando sus segundos. Tenemos una cita con los encargados del tiempo. Abramos la ventana y esperemos la hora».

Esa cita es este sábado 7 de noviembre en el Palacio de Congresos de Badajoz, a las 20:30 h.

Acceso gratuito con invitación

Este concierto es gratuito, con acceso garantizado por una invitación que puedes conseguir registrándose en la aplicación de taquilla de la Orquesta de Extremadura.

Ir arriba